El crecimiento en viviendas de uso turístico

Quién imaginaba antes del s. XXI que viajar sería tan fácil y que además de poder reservar una habitación de un hotel para pasar la noche, podríamos reservar y alquilar una vivienda entera en 4 clics desde casa.

Esto es lo que han promovido las empresas HomeAway, Booking, Airbnb, TripAdvisor entre otras. Han visto un hueco en el mercado y han iniciado una comunidad enorme para compartir mundialmente viviendas de propietarios y dar así la posibilidad a cualquier viajero de pasar los días en una región con un alojamiento privado.

En el mejor de los casos un alojamiento estará equipado con todos los servicios que cualquier persona conoce en su casa, o al menos debería de estarlo. Esto no puede garantizarlo ninguna de las empresas que publicitan mencionadas antes. Pues cualquier alojamiento es aceptado e incluido en su portal, ahora ya, de millones de anuncios. En algunos casos, esto conlleva a malas experiencias de los viajeros al escoger ciertos alojamientos de los cuales se hacían una idea y al final no son como esperaban. Por esta razón y para dar salida a los propietarios cuyos alojamientos estén equipados con los servicios necesarios para los huéspedes, estas plataformas de alquiler vacacional permiten valorar la estancia a los viajeros. Estas valoraciones ayudan a cualquier viajero a conocer qué se encontraran.

Con esto, se inicia una nueva filosofía de viajar i compartir. En el sentido de compartir una estancia con toda tu familia, con tus amigos o entre parejas en un alojamiento privado. A veces, y más en largas estancias, los viajeros pueden ahorrar costes, considerando pagar menos en una vivienda turística que en un hotel.

Por último, igual que las regiones regulan el sector hotelero, cuyos no se eximen de los impuestos de su actividad turística, en Catalunya se define un marco legal para regular el sector de viviendas y apartamentos turísticos. En este sentido es ilegal y está penalizado iniciar esta actividad sin contar con una licencia turística y sin aplicar el impuesto turístico. Además, este tipo de alquiler vacacional entra dentro de la definición de alquiler de segunda residencia, a diferencia de que los períodos de alquiler no sobrepasan los 31 días, entre otras. Sabemos que leer la normativa requiere mucho tiempo y estamos para ahorrártelo: no te pierdas el siguiente post, te daremos pautas y destacaremos las obligaciones que tienes como persona que gestiona un VUT (Vivienda de Uso Turístico) en Catalunya.

Un saludo a tod@s l@s interesad@s en el sector turístico y actividad de alquiler vacacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *